Descubren cómo se forma la esquizofrenia en el cerebro

Salud | 2019-07-07 | 19:01:39

Una anomalía cromosómica se origina en el útero y eclosiona en la adolescencia


La esquizofrenia causa, entre otras cosas, alucinaciones, problemas de memoria o incluso cognición. Esta enfermedad psiquiátrica afecta al 0,5% de la población y puede estar relacionada con un fallo del cromosoma 22, llamado síndrome de deleción (DS) 22q11. 


Este síndrome es una anomalía cromosómica que causa un cuadro clínico con malformaciones congénitas cuyos rasgos característicos incluyen defectos cardíacos, anomalías del paladar, dimorfismo facial, retraso en el desarrollo e inmunodeficiencia. 


El 30% de las personas afectadas por este síndrome desarrollan síntomas psicóticos específicos de la esquizofrenia, como alucinaciones auditivas, trastornos de la memoria y percepción, e incluso dificultades en las interacciones sociales, marcadas por una fuerte paranoia o trastorno delirante. 


Investigadores de la Universidad de Ginebra (UNIGE) han descubierto ahora por qué unas personas con este síndrome manifiestan esquizofrenia y por qué otras no. 


 


Tamaño del hipocampo 


Durante años, analizaron a pacientes con el síndrome de deleción y descubrieron que el tamaño de su hipocampo, el área del cerebro responsable de la memoria y las emociones, era más pequeño de lo normal, si bien seguía la misma curva de desarrollo que la de una persona sana. 


También descubrieron que, cuando aparecen los primeros síntomas psicóticos en estos pacientes, generalmente en la adolescencia, el hipocampo se atrofia drásticamente. Este resultado, publicado en la revista Molecular Psychiatry, abre nuevas perspectivas para entender las causas de esta enfermedad. 


"Ahora se sabe que la esquizofrenia está vinculada al hipocampo, un área compleja del cerebro que lleva a cabo muchos procesos a la vez, relacionados con la memoria, la imaginación y las emociones", dice Stephan Eliez, uno de los investigadores, en un comunicado. 


Estudios anteriores habían demostrado que las personas con síndrome de deleción tienen un hipocampo más pequeño que el promedio de las demás personas. 


"Por eso hemos estudiado en detalle el desarrollo de esta estructura, para comprender por qué algunas personas afectadas por el síndrome de deleción eventualmente desarrollan síntomas psicóticos, mientras que otras no", continúa el investigador. 


 


18 años de estudios 


Durante 18 años, el equipo de Ginebra estudió a 275 pacientes de 6 a 35 años: 135 personas sin problemas genéticos (grupo de control), y 140 personas con el síndrome de deleción, 53 de los cuales tenían síntomas psicóticos de moderados a severos. 


"Cada tres años, mediante una resonancia magnética,  observamos el desarrollo de sus cerebros, lo que nos permitió crear un modelo estadístico que mide y compara el desarrollo del hipocampo en ambos grupos de pacientes", explica Valentina Mancini, otra de las investigadoras. 


A través de este modelo, los investigadores descubrieron que, aunque más pequeño desde el principio, el hipocampo del grupo afectado por el síndrome de deleción siguió una curva de crecimiento idéntica a la del grupo de control. 


 


Desde el útero 


"Esto nos permite suponer que el tamaño más pequeño del hipocampo se origina en el útero, durante su desarrollo embrionario", continúa la investigadora. 


El equipo de Ginebra también observó en detalle las subpartes del hipocampo y descubrió que una de ellas, llamada CA3, no se vio afectada por esta disminución de tamaño. 


"Esta subparte juega un papel crucial en el trabajo de memorización y parece más fuerte que las otras subpartes", señala Stephan Eliez. 


Luego, los investigadores compararon las curvas de desarrollo del hipocampo en personas con síndrome de deleción pero sin síntomas psicóticos, con aquellos que desarrollaron síntomas psicóticos.


 


Factores ambientales 


"Nuestros resultados son claros: alrededor de la edad de 17 a 18 años, las personas con síntomas esquizofrénicos sufren una atrofia drástica del tamaño de su hipocampo, y más particularmente de la zona CA3, que se había desarrollado normalmente, a diferencia de las otras subpartes". 


Los investigadores aún no tienen una respuesta exacta que explique esta drástica caída en el desarrollo de esta estructura de capital del cerebro. Pero suponen que se debe a factores ambientales, como el estrés o la inflamación neuronal. 


"El hipocampo de las personas con el síndrome de deleción es más pequeño, por lo que debe compensar su tamaño con hiperactividad. En caso de un gran accidente cerebrovascular por estrés, especialmente durante el período crítico de la adolescencia, esta hiperactividad causa un aumento significativo en el glutamato que "envenena" al hipocampo y causa su atrofia ", explica Mancini. 


Los síntomas psicóticos resultan de esta hipercompensación que acaba destruyendo el hipocampo, sentencia. 


Este estudio sugiere en consecuencia que el pequeño tamaño del hipocampo en pacientes con síndrome de deleción 22q11 se define en el útero de la madre, probablemente debido a una vascularización deficiente.  Y que en la adolescencia se desencadena un proceso asociado que deriva en la esquizofrenia. 


Los investigadores intentan ahora prevenir la atrofia temprana del hipocampo para preservar sus funciones a lo largo de la vida e impedir la manifestación de la esquizofrenia en la adolescencia.


 



Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación