El hollín del tráfico de megaciudades contribuye al calentamiento global

Medioambiente | 2018-12-18 | 16:39:28

En los países emergentes, el hollín, producto del tráfico vehicular, puede alcanzar grandes alturas, desde donde puede ser transportado largas distancias y, por tanto, contribuir al calentamiento global.


Esta es la conclusión de un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores en las ciudades bolivianas de La Paz (la sede del gobierno), El Alto y el vecino observatorio de monitoreo climático en la montaña de Chacaltaya. Por esta razón, la reducción de contaminantes provenientes del tráfico rodado, como las partículas de hollín de los automóviles a diésel, debería tener una alta prioridad para proteger la salud de la población en los crecientes conglomerados urbanos de los países emergentes y a la vez reducir el calentamiento global. Los resultados han sido publicados en la revista Atmospheric Environment.


Del 3 al 14 de diciembre se celebró en Katowice, Polonia, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 24), en la que los Estados miembros debatieron las medidas de protección del clima y negociarán la aplicación de la Convención de París sobre el Cambio Climático. IASS Potsdam, FZ Jülich y TROPOS discuten en un foro en el pabellón de la UE cómo la reducción de la contaminación atmosférica puede contribuir a la salud y a la protección del clima.


Las partículas de hollín producidas en los procesos de combustión contribuyen significativamente a la contaminación del aire porque contienen metales pesados e hidrocarburos aromáticos policíclicos que son tóxicos. Por lo tanto, una reducción de las partículas de hollín a través de restricciones de circulación para los viejos vehículos a diesel puede reducir significativamente el impacto en la salud, como lo demuestran los estudios de LfULG y TROPOS basados en la zona de baja emisión en Leipzig 2017. Sin embargo, el hollín no solo tiene un efecto negativo en la salud humana, también contribuye al calentamiento global al absorber la radiación solar.


Según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), todavía hay incertidumbres importantes con respecto a las cantidades y la distribución de hollín en la atmósfera. Si bien los observatorios de altitud en el Himalaya o los Alpes brindan información sobre estos procesos, el panorama aún es muy incompleto, especialmente para el hemisferio sur. Es probable que en los trópicos grandes cantidades de hollín ingresen a la atmósfera a través de incendios forestales así como producto del tráfico vehicular en las crecientes conurbaciones de los países emergentes. Por tanto, los científicos esperan obtener información importante del observatorio de montaña Chacaltaya en Bolivia, que comenzó a funcionar en 2012. A 5240 metros, este observatorio es actualmente la estación de medición más alta del mundo. Es operado por un consorcio internacional liderado por la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA-LFA) en Bolivia y por institutos de Francia (Universidad de Grenoble / IGE, Laboratorio de Ciencias del Clima y Medio Ambiente / LSCE y Laboratoire de Météorologie Physique / LaMP), Alemania (Instituto Leibniz de Investigación Troposférica / TROPOS) y Suecia (Universidad de Estocolmo / SU). Chacaltaya es un observatorio único en el hemisferio sur y de gran importancia para la investigación atmosférica. Con Bogotá (aproximadamente 7 millones de habitantes en 2640m), Quito (aproximadamente 2 millones de habitantes en 2850m) y La Paz / El Alto (aproximadamente 2 millones de habitantes entre 3400 y 4100 m), muchas de las ciudades de más rápido crecimiento de la región en América del Sur se ubican a gran altura. Por lo tanto, la contaminación del aire en esta región tiene un impacto particularmente fuerte en la atmósfera y el clima global.


En relación al estudio recientemente publicado, el equipo compuesto por investigadores de Bolivia, Alemania, Francia, Estados Unidos, Suecia e Italia podría beneficiarse de condiciones únicas: con tres estaciones a diferentes altitudes (centro de La Paz a 3590 m, aeropuerto de El Alto a 4040 m y el observatorio de Chacaltaya a 5240m), fue posible explicar el transporte vertical de hollín. "Las mediciones muestran claramente cómo emerge el hollín del valle de la ciudad con el aire caliente hasta la meseta de El Alto y luego en parte hasta los picos de los Andes", explica el profesor Alfred Wiedensohler de TROPOS. Desde el punto de vista de los científicos, no hay duda de que el hollín en La Paz proviene principalmente del tráfico vehicular. Durante el censo de población del 21 de noviembre de 2012, todo el tráfico en Bolivia fue completamente prohibido durante 24 horas para que la población pudiera registrarse en su lugar de residencia. Sólo las ambulancias podían conducir para operaciones de emergencia. "El resultado fue impresionante: la carga de hollín en la carretera se redujo de alrededor de 20 a menos de un microgramo por metro cúbico. Esto corresponde aproximadamente a la reducción de 100 a cinco por ciento. No hay una forma más clara de demostrar la contribución del hollín a la contaminación del aire proveniente del tráfico rodado", informa Alfred Wiedensohler. Este hallazgo, agrega el Dr. Marcos Andrade del LFA-UMSA y coautor del estudio, es importante porque varias ciudades de la región podrían enfrentar el mismo problema. Por ejemplo, Cochabamba, la tercera área metropolitana más grande de Bolivia, tiene serios problemas de calidad del aire según la Organización Mundial de la Salud. Por lo tanto, este estudio puede contribuir a fortalecer las regulaciones para mejorar la calidad del aire en diferentes ciudades del país. Para los científicos que participan en el estudio, es obvio que el creciente tráfico de vehículos diésel sin filtros de partículas es un riesgo creciente para la salud de millones de personas en las megaciudades de los países emergentes. El hollín también está frenando los esfuerzos para limitar el cambio climático al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. (Fuente: Tilo Arnhold/TROPOS)


 



Comentarios

No hay comentarios para esta noticia.-

COMENTAR, OPINAR

*El mensaje queda pendiente de aprobación

+ NOTICIAS